Reflexiones sobre el #19S (I)

Presentamos aquí la primera parte de una serie de reflexiones elaborada por estudiantes y profesores de filosofía de diferentes instituciones educativas en torno a los acontecimientos ocurridos tras el sismo del 19 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México y estados como Morelos, Puebla, Oaxaca y Chiapas. A pesar de que se trata de un suceso cuya causa trasciende al ser humano, lo cierto es que hay en ello factores que pueden y/o deben ser analizados en tanto que se corresponden con  diversos órdenes de la vida humana (político, social, económico, cultural). El único requisito que se solicitó fue que escribieran brevemente cómo se vivió y qué consecuencias trajo tal suceso. Se trata pues, de compartir experiencias y emociones vividas pero también de arrojar un poco de luz sobre su impacto a nivel individual como colectivo. (Mtro. Eduardo Sarmiento Gutiérrez)


19 de septiembre de 1985. Tenía 7 años. Iba rumbo a la primaria cuando tembló. ¿Cuáles son los recuerdos de ese día? Desesperación; el olor a muerte de la Ciudad durante muchas semanas; miles de muertos, tristeza e imágenes impactantes en la televisión; la solidaridad de millones de mexicanos y el rechazo a que estuviera el ejército; un nudo en la garganta de familiares, profesores y amigos que perdieron a seres queridos o simplemente sufrieron por lo acontecido; que los familiares que teníamos en España y Cuba sufrieron para comunicarse con mis padres porque se había dicho en las noticias que a causa del sismo la Ciudad de México había desaparecido; semanas sin clases y que al volver a la rutina escolar nada era como antes; que el simple hecho de que se tocara el punto de simulacros o lo que había pasado el 19S ponía en shock a la maestra y nadie quería hablar del tema porque terminaba llorando y uno escuchaba que gracias a Dios uno seguía vivo…

19 de septiembre de 2017. Tengo 39 años. Estuve de ponente en una mesa sobre bioética, acompañado de los doctores Álvarez, Zúñiga y Aznavurian, en la UAM Xochimilco y fue donde me tocó el temblor. Me quedé en el auditorio con el doctor Avedis, ya que un profesor y una señora no pudieron salir del auditorio por lo fuerte que fue el sismo. Nos quedamos frente al pódium mientras todo se movía. Logramos salir. Mi amigo Jorge recibe un mensaje de auxilio para ir a apoyar a una escuela que había colapsado. Tirso sabe dónde es la ubicación y vamos los tres a auxiliar a las personas. Llegamos al Colegio Rébsamen, y en el periodo que estuvimos presentes apoyamos en la remoción de escombros, se habilitó un salón como especie de consultorio para atender heridos, se logró rescatar un niño que salió en camilla, pero delicado de salud, y allí estuvimos hasta que llegó la Marina. Aviso a mis alumnos que no tendré clase con ellos en el CCH Azcapotzalco y desde ese día estuve en brigadas y centros de acopio. Las redes sociales me permitieron apoyar, ayudar en la coordinación y difusión de información para que muchos de mis alumnxs llevaran víveres, estuvieran en los centros de acopio; que algunxs de ellxs fueran a Morelos, Lindavista, Xochimilco, Puebla o Chalco con profesores y conocidos que estaban en las labores de apoyo en esos lugares; recorrí con amigxs, alumnxs y exalumnxs la ciudad y estuve al tanto de compañerxs, amigxs y alumnxs que estaban apoyando en la donación de sangre, leche materna, víveres, medicamentos, en el boteo en la calle, empaquetando las toneladas de apoyo que salían del CCH Azcapotzalco, entre otros; la desesperación de no encontrar a una amiga que estaba por el TEC de Monterrey Cd. Mx., o que no entregaban el cuerpo de una amistad a sus familiares; que estaban en las noches o bajo la lluvia en la remoción de escombros en la Condesa, Álvaro Obregón, la colonia del Valle y había una comunicación constante con cada unx; que hicieron brigadas de cuenta cuentos y preparaban juegos para lxs niñxs en los albergues; que me avisaban cómo estaban sus amistades, familiares y qué sucedería cuando regresáramos a clases; que algunxs de ellxs estuvieron brindando apoyos psicológicos, de primeros auxilios, preparando alimentos y repartiéndolo entre rescatistas, etcétera.

Compartiendo alimentos.(Archivo Cefilibe)

Fue una semana muy intensa y dolorosa, de mucha comunicación, cansancio y de saber que ahora a mí me tocaba el rol de apoyar, de canalizar a los que necesitaban ayuda, de procurar atender a los otrxs, de acompañar a quienes querían y podían hacer algo y, sobre todo, el no quedarme petrificado ante el tema o evadir hablar del sismo. 32 años después pase de ser el alumno o niño que escuchaba qué se debía de hacer o simplemente ver a todos llorar, a ser el que buscaba, indagaba e indicaba qué hacer, cómo apoyar, cómo externar lo que se estaba viendo en el aula (la ética, la noción del ser humano, la importancia y valía de la filosofía en la vida cotidiana, entre otros). Regresamos a clases el 25 de septiembre. Esa semana hice en cada uno de los grupos “comunidades de indagación”, en donde se aplicaron los concepto, nociones y metodología de la filosofía para niños de Lipman y hablamos de lo que nos sucedió, de cómo nos sentíamos y qué podíamos hacer a una semana del 19S.

A casi un mes de estos acontecimientos, puedo decir que las acciones hechas de manera inmediata con alumnxs y exalumnos, permitieron mostrar que los contenidos y aprendizajes vistos en el interior del aula son significativos y que en hechos como los del 19S se mostraron las actitudes, valores y praxis de lo visto en clases. No fue apoyar por apoyar, sino mostrar que el humanismo y la cuestión de la alteridad que se imparte en clases es posible al compartir y apoyar hombro con hombro al necesitado, al que exige y pide ayuda, porque es un deber de nuestra razón y un mandato de nuestra existencia el ser solidario y atender a quien lo necesite. Hoy esxs alumnxs son parte de mi historia, de mi familia, con los cuales no sólo compartí dolor y sufrimiento por el 19S sino con los que luché por un mundo diferente, por llevar la esperanza de llevar vida, alegría y poner un granito de arena y hacer algo, por pequeño e insignificante que fuera (pues siempre nos quedó la sensación e impotencia de no haber hecho algo más), y saber que el sismo nos hizo más humanos…

Dr. Angel Alonso Salas


UNOS DÍAS DE CAOS

 Hola querido lector, antes que nada, te pido una disculpa por no tener el coraje de que esta historia brote de mis labios, pues el expresar cualquier tipo de sentimiento haría que mi voz se quebrará sin lograr pronunciar ninguna palabra. También comprenderás que esto es difícil para mí y que no lo hago con ningún fin en específico más que compartir mi experiencia.

19 de septiembre del 2017, un día normal como para mí, como para muchos otros, para otros no lo era, pues muchos tenían miedo de vivir un sismo como 32 años atrás; afortunadamente jamás entenderé lo que es sentir un sismo y tener miedo de que una estructura colapsara sobre mí, pues mi pensamiento estaba, en que iba tarde a la escuela, en que necesitaba material para una clase, en que probablemente tenía examen, en que no desayune. Seguí un camino normal, la gente estaba en las calles, pero yo no lograba comprender lo que sucedía al llegar al metro Rosario, supe que hubo un sismo muy grande que hasta la escuela suspendió las clases, resignada regrese a mi casa la cual me queda a dos horas normalmente, pero jamás me habría preparado para la desesperación que tiempo después sentí. La comunicación no servía, no tenía información de nadie de mi familia. Saliendo del metro la gente estaba en pánico, unos llorando por el celular incluso. Los camiones a cualquier lado iban llenos al grado de no pararse en ningún lugar y por la desesperación de saber pronto algo de mi familia comencé a caminar, ignoraba mi alrededor, solo escuchaba los sonidos del tráfico, niños y adultos llorando, comentarios de que tan fuerte fue el sismo y de edificios destruidos. Al escuchar eso mi corazón se aceleró como cuando vas por la calle solo y sientes que alguien te sigue, comencé a caminar más rápido, hasta que al fin llegué a una parada de autobuses que esta a media hora del metro, aún no tenían nada de señal, los camiones tampoco dejaban subir, la gente parada y comentando sobre posibles muertes, ambulancias sonando, sentía que todo alrededor daba vueltas demasiado rápido. Me hiperventilé, cuando recobré la calma decidí caminar rumbo a mi casa sin esperanza alguna de transporte público, para eso una camioneta negra con la parte de atrás descubierta llegó y dijo que nos llevaría a un lugar que tontamente creí que sería rumbo a mi casa, que equivocada estaba.

En la camioneta la gente comentaba muertos y edificios colapsados, lo que me alteró demasiado, y perdí la noción del lugar donde estaba, al bajar de la camioneta, por más que miré a mi alrededor no sabía cómo regresar a mi casa, conocía el lugar desde mi niñez pero no recordaba cómo llegar a mi casa, decidí preguntar a un señor cómo llegar a un lugar en específico, me dijo y terminé en una plaza, pero recordé que por ahí no era, pregunte a una señora y me dijo cómo llegar, caminé demasiado, mi tenis se rompió y provocó ampollas en mis pies los cuales ya estaban hinchados de caminar.  Iba cansada, desorientada, llevaba puesto un short, con medias de red, lo que provocaba que hombres me siguieran y por necesitar esconderme desviándome del camino, iba hablando sola con un nudo en la garganta diciéndome a mi misma que me tranquilizara que iba a estar bien, que pronto encontraría el camino para llegar y saber de mi familia. Al fin después de mucho tiempo caminando sola, me encontré en un lugar que estaba lleno de seguridad, policías y personas que se encargan de ayudar en caso de cualquier desastre natural, los vi parados comiendo, tomando café, platicando, pensé en las personas como yo que estaban perdidas y tal vez heridas, me dio coraje, tanto coraje que lo único que hice fue apretar los puños, cerrar los ojos y seguir caminando, para cuando me di cuenta había perdido mi camino, de nuevo no sabía dónde estaba. Me preocupé, pues en la radio de los coches atorados en el trafico se escuchaba el derrumbe un colegio,  por lo cual creí que el mundo se detuvo y solo quería llorar, pues la persona que más aprecio en el mundo tiene dos años iba en un colegio, pero antes de llorar, alcance a percibir una voz conocida, cuando mire, era la madre de mi mejor amiga que venía en su camioneta, me subí, comencé a llorar, puedo decir que mi camisa, y short terminaron mojados por mis lágrimas.

Edificio colapsado en Viaducto y Torreón. (Archivo Cefilibe)

Llegue a mi casa alrededor de las 6 de la tarde con la fortuna que toda mi familia estaba bien, pero necesite tiempo para tranquilizarme de todo el pánico que había sentido horas anteriores, mire en las noticias los edificios colapsados estaban llenos de gente quitando escombros y llorando, una necesidad inmensa de salir brotó, pensé  en ir al día siguiente, así que al día siguiente Salí de mi casa sin nada más que mi celular, tenis cómodos con curitas en mis ampollas, un casco, y una maseta de mi padre el cual no estaba  porque había ido trabajar. Durante el día pedí víveres y ropa en las colonias cercanas a la mía, cuando la tarde estaba en su apogeo me dirigí rumbo a Xochimilco con una asociación civil, al llegar al pueblo donde no había luz, doña Ernestina me dijo personalmente y muy alterada que su nieto se había quedado dentro de su casa la cual estaba derrumbada y como mi padre me enseñó desde pequeña cómo se construye una casa, me puse a acarrear tabiques, cargar cosas pesadas, cómo sostener la peseta para romper piedra, me ayudó a poder hacer algo por doña Ernestina, me puse mi nombre y número de cuenta UNAM en el brazo por cualquier cosa que llegara a suceder, pensé en mi sobrina de dos años, pensé en que si ella estuviera debajo de los escombros quisiera que todo México estuviera ahí para ayudarme a encontrarla con vida, así que me aferre a ese pensamiento, lloré todo el tiempo por la necesidad  de sacar aquel niño. Metía los escombros en un bote y los cargaba hasta la calle donde no estorbaban, una parte de una pared me estorbaba entonces agarre la maseta y como pude le pegue una y otra vez, las lágrimas no me dejaban ver, solo sentía como la mis manos me dolían por el choque de metal y concreto, las manos me dolían, estaban hinchadas, no sé de donde agarre la fuerza pero no me detuve, pero yo solo la veía llorando desesperada, intentando levantar bloques grandes de concreto a doña Ernestina hasta que su paso se debilito y cayó al suelo, deje todo y corrí a conseguir agua, al dársela me tome un respiro, alrededor observe a todas las personas que se quedaron sin hogar, me dio  tristeza y coraje el pensar que solo los mismos habitantes del pueblo, una asociación civil y unos cuantos universitarios estuviéramos ayudando. Mi coraje logro cosas que no comprendo cómo pasaron, pero en Topilejo en una escuela pequeña habilitamos un refugio, al regresar a Xochimilco con mas víveres, una llanta se nos ponchó, tuvimos que ir caminando en la noche cargando todo para avisar que había un refugio cerca y que podíamos llevarlos. Para cuando llegamos tuve la sorpresa que el nieto de doña Ernestina había sido rescatado, y a pesar de que no ayude a sacarlo ella me dio su bendición, un beso y me abrazó con la misma fuerza con la que anteriormente trató de levantar bloques grandes de concreto, puedo decir que en sus brazos me sentí como cuando estás acostado  en el pasto en un lugar completamente silencioso, respirando aire fresco y viendo las nubes pasar, cuando me soltó una lágrima pequeña corrió por mis mejillas, le tomé de las manos, las besé y le dije cuídelo mucho, llegue con las personas al refugio como a las 4 de la mañana, pase la noche ahí.

El jueves por la tarde llegue a mi casa con muchísimas ganas de ver a mis sobrinos, al llegar, mi sobrina de dos años corrió hacia mi feliz, y sin importar que estuviera sucia me abrazó, la cargué, la bese y corriendo fui a ver a su hermano que solo tiene 10 meses, mis sobrinos, el motivo más grande que tengo para vivir.

Puedo decir que no es la primera vez que ayudo a las personas, pero es la primera vez que trato de salvar una vida, la verdad no necesitaba escribir mi historia, pero necesitaba sacar esta alegría y dolor de mí y para que no pienses que solo quería llamar atención este escrito será anónimo pues así si algún día te llegas a encontrar conmigo y te cuento esta historia sabrás porque me callo todas las cosas y comprenderás que no soy aquella persona insensible que demuestro ser.

Gracias. (Anónimo) 

 

Anuncios

Reflexiones sobre el #19S (II)

LA DISTOPÍA DE LA CIUDAD DE MÉXICO 1985-2017

Si bien es cierto una traza utópica de la ciudad es cuasi imposible, ello no exime que la Ciudad de México sea un espacio caótico, sin ninguna planeación urbana, víctima constante de la corrupción que ha quedado de manifiesto en los permisos otorgados a las inmobiliarias violentando el vigente Reglamento de Construcciones, y cimentada en un suelo poco propicio para grandes edificios construidos con materiales de baja calidad y utilizando técnicas de construcción prohibidas en otros países. Desde el sismo de 1985 se expresó la necesidad de promover la descentralización, quizá ahora, 32 años después y ante la cruda y dolorosa situación que se repite, haya llegado el momento de ver esta iniciativa como una verdadera solución para esta ciudad.

Dra. María del Carmen Camarillo Gómez


Alumnos del curso “Teoría y problemas sociopolíticos contemporáneos”  de la UAM-I analizaron junto a su profesor, Gabriel Vargas Lozano, los acontecimientos derivados del sismo del 19 de septiembre de 2017. Esto es el resultado de sus reflexiones.

  1. Acabamos de pasar uno de los sismos más fuertes que han ocurrido en la ciudad de México y que se ha comparado con el ocurrido en 1985. Previamente, el siete de septiembre tuvimos en la capital, los efectos de otro sismo que asoló los estados de Chiapas y Oaxaca principalmente. Estos sismos produjeron daños muy cuantiosos y estos se agregaron a los problemas que hemos venido padeciendo en el país como son: el narcotráfico, robos multimillonarios por parte de los gobernantes y huracanes productos del cambio climático.

2. Los sismos ocurridos nos llevan a comprobar, una vez más, que estamos en una zona sísmica cuyos efectos son magnificados a causa del lugar en donde se construyó la ciudad, es decir, en lo que fue un gran lago.

  1. A pesar de los cuantiosos estragos que tuvo la Ciudad de México en 1985, con el paso de los años, se tiene la tendencia a olvidar lo padecido. Esto ocurre sobre todo entre los que no vivieron directamente la terrible experiencia. Consideramos que es necesario tomar conciencia de que debemos tomar una serie de medidas personales y colectivas para la prevención de futuros acontecimientos de esta naturaleza.
  2. Para enterarnos de lo que son los sismos, en forma científica y seria, debemos recurrir a los estudios del Instituto de Geofísica de la UNAM y no quedarnos con lo difundido en los medios masivos de comunicación cuando no son reflexiones de los especialistas.
  3. Por cierto, la televisión se dedica, por lo general, a presentar los hechos más trágicos pero no los explica e inclusive, en este último evento, se llegó al grado de inventar la existencia de una niña atrapada entre los escombros que tuvo en vilo a todo el país. Este procedimiento es altamente reprobable.

Solidaridad en las calles. (Archivo Cefilibe)

6. A diferencia del sismo de 1985, las redes sociales (especialmente el Twitter y WhatsApp) tuvieron un papel destacado en la localización de los lugares más necesitados de ayuda.

 

 

  1. La caída de los edificios como los de Álvaro Obregón, el Colegio Rébsamen y otros pone de manifiesto la existencia de corrupción por parte de quienes los edificaron y de las autoridades que los autorizaron. Ese es un acto criminal que debe ser penalizado.en forma ejemplar. Se requiere una revisión de las regulaciones de construcción pero sobre todo, una atención a su cumplimiento y por tanto, la imposición de fuertes sanciones para quienes no las sigan.
  2. El hecho de que grandes edificios como la torre latinoamericana o aún más, el Palacio de las Bellas Artes o el edificio de correos que datan del tiempo de Porfirio Diaz se mantengan en pie aunque los hubieran reforzado, en el caso de los dos últimos, quiere decir  que muchas víctimas del pasado y del actual sismo podrían haber sido salvadas. El problema en esos casos radica en las regulaciones adoptadas para la construcción pero sobre todo, su cumplimiento puntual.
  3. Lo que también ha demostrado este sismo es que ya no es posible sostener la vía de desarrollo seguida hasta ahora y que se basa tanto en la concentración del desarrollo en las ciudades y especialmente en las capitales y la edificación de edificios habitacionales sin planificación.Dadas las circunstancias que privan en la actualidad y los intereses en juego, sabemos que es un cambio estratégico difícil de adoptar pero es altamente necesario.
  4. Con todo, sobresale el apoyo solidario de la gente y en especial de los jóvenes. En una sociedad en donde ha predominado el egoísmo y el individualismo, es importante que se fomente el valor de la solidaridad y del humanismo que se ha manifestado.
  5. Hay daños materiales cuantiosos en muchos estados del país y se requiere una reconstrucción material pero sobre todo, se requiere tomar una serie de medidas para la recuperación psicológica. Este trágico acontecimiento produjo muchos traumas en las personas que es necesario atender.
  6. Se deben tomar medidas en lo personal; en los domicilios y en la escuelas. En la Universidad deben colocarse una serie de indicaciones para ser seguidas señalando los lugares en donde se puede resguardar o qué hacer en esos casos. Los simulacros que se han efectuado en los últimos años se han vuelto rutinarios. Por el contrario, se deben tomar muy en serio.
  7. Hemos visto que algunas personas y algunos partidos han lucrado con la ayuda a los damnificados No debemos aceptar la utilización del dolor de la gente en favor de intereses individuales o de partido. Esto debe ser severamente castigado por la ley.
  8. Con el paso del tiempo, mucha gente olvida lo ocurrido y nuevas generaciones se desarrollan sin haber experimentado estos fuertes movimientos telúricos. El recuerdo debe ser mantenido pero con el propósito de mantenerse alerta y tomar las medidas preventivas necesarias.
  9. En conclusión, debemos fomentar una cultura de la prevención pero también una cultura anti-corrupción. Debemos condenar todo acto de corrupción no solo en sentido legal sino también ético. Debemos convertirla en una cuestión de honor y dignidad personales.

¡QUÉ RETIEMBLE!

Dicen que la leyenda de la tragedia nació un 19 de septiembre del 2017, que la solidaridad nació de entre los escombros de cada uno de los edificios destruidos, dicen que los ciudadanos se reencontraron con su fuerza, y qué para entonces, todos se convirtieron en héroes, dicen que desde ese día el espíritu del mexicano no se olvida. Desde las alturas se visualizan grandes nubes de polvo que al desvanecerse exponen la verdadera cara de la sociedad, una faceta hasta antes oculta entre tráfico y rutina semanal.

Se derrumbó la apatía, el odio y la indiferencia, pero no se derrumbó la corrupción, la pobreza y la violencia. Rescatistas, bomberos, ciudadanos, buscando un gobierno oculto entre los escombros, un gobierno que con los días nadie pudo rescatar, que no escucharon respirar porque nunca a la vida quiso regresar. Sí, ¡qué retiemble!, qué retiemble de miedo el gobierno. ¡Qué retiemble!, por el corazón del mexicano. Por la fuerza escondida. Por reconstruir un mejor país. Por las derrotas. Por los éxitos. Por la lucha. Por la justicia. Por los caídos. Por los héroes. Por la esperanza. Es decir: por nosotros.

Y que no se olvide el día en que México fue rescatado por su propia generosidad y “…sus ruinas existan diciendo: De mil héroes la patria aquí fue”. Ana L. Amador.

Héroes anónimos. (Archivo Cefilibe)

PRIMER CONCURSO DE VIDEOS FILOSÓFICOS

La Coordinación de la Licenciatura en Filosofía y el Centro de documentación en filosofía latinoamericana e Ibérica (CEFILIBE) de la División de Ciencias Sociales y Humanidades de la UAM-Iztapalapa, convocan a su PRIMER CONCURSO DE VIDEOS FILOSÓFICOS

Temas:

“La filosofía mexicana y Latinoamericana”

“La filosofía hoy” o “La filosofía de habla hispana”

BASES

PARTICIPANTES: En esta primera edición podrán participar todos los estudiantes de la carrera de filosofía, de cualquier grado o nivel, inscritos actualmente en cualquier Universidad.

REQUISITOS: Los cortometrajes deberán tener una duración máxima de 15 min. y mínima de 5 min. Se acepta cualquier formato (formato medio o profesional, también, celulares o dispositivos móviles) que tengan la calidad mínima de 480/800 pixeles y estilo libre. El género puede ser tanto ficción como documental siempre y cuando aborde alguno de los temas de la convocatoria. Sólo se recibirá un trabajo por concursante. El corto puede realizarse de manera individual o grupal; dos terceras partes del equipo deberán ser estudiantes de filosofía. El corto deberá incluir los créditos de todos los participantes (nombre, función en la realización del corto y carrera a la que pertenecen), así como el título de la obra. No se aceptarán los trabajos que hayan sido difundidos o dados a conocer públicamente. Los contenidos ofensivos (sexistas, racistas, etc.) serán descalificados sin notificación alguna.

INSCRIPCIÓN: Los trabajos deberán de subirse a YouTube, en los canales de los concursantes como video OCULTO, a fin de que no se hagan públicos hasta el final del concurso, y enviar un correo con el enlace a: cefi@xanum.uam.mx consignando el nombre o nombres de los autores, lugar de adscripción, teléfono y correo electrónico. La fecha límite para la recepción de los trabajos será hasta el día 31 de octubre de 2017 a las 17 horas. Ningún trabajo enviado después de la fecha límite calificará para los premios de la convocatoria.

PREMIOS: Los tres mejores trabajos serán exhibidos en los foros universitarios de la UAM-I y publicados en la página del Cefilibe  (www.cefilibe.org) y del Observatorio Filosófico de México  (www.ofmx.com.mx) además de ser acreedores a los siguientes premios: Primer lugar: una Tablet; segundo lugar: un Kindle y tercer lugar: audífonos y memoria para teléfono; diploma y paquete de libros.

JURADO: Los jurados serán designados por las instituciones convocantes. Los aspectos a calificar serán; el lenguaje audio visual (valores estéticos y de apreciación cinematográfica) y sobre todo el contenido de los trabajos (desarrollo del tema). El fallo del jurado será inapelable. Habrá menciones honorificas que también serán exhibidas y éstas pueden incluir a los trabajos entregados extemporáneamente. El jurado determinará dichas menciones, los tres primeros lugares y, en caso de ser necesario, declarará los premios desiertos.

PREMIACIÓN: Los resultados del concurso se publicarán en la página del CEFILIBE (www.cefilibe.org) y OFM (www.ofmx.com.mx) así como de Facebook el día 10 de noviembre a primera hora. La fecha, lugar y hora de entrega de los premios así como de los reconocimientos se anunciará en los mismos lugares.

TÉRMINOS Y CONDICIONES: Todos los derechos sobre las obras o trabajos serán cedidos al Centro de documentación e filosofía latinoamericana e ibérica (CEFILIBE) de la UAM-Iztapalapa. Todos los participantes, por el hecho de serlo, aceptan estas bases y los términos y condiciones.

 

 

Aviva-ment, una celebración filosófica en Valencia

Crónica por Paola Tásai (especial para CEFILIBE)

Valencia, España.

¿Para qué sirven los viajes si no es para encontrarnos un poquito más con nosotros mismos? Pero, ¿viajar físicamente es la única manera de poder hacer esto? ¿Existe otra manera de viajar, de dar movimiento a nuestra mente y nuestros sueños? Precisamente, dar vida y poner en movimiento a la mente es lo que planteó València Pensa, la asociación que se encargó de la organización de la primera edición del festival filosófico Aviva-ment en la ciudad de Valencia, del 1 al 3 de junio del presente año.

INAUGURACIÓN

Acercar al público en general a la filosofía, eliminar las dificultades de acceso a la reflexión metódica y crítica, romper los muros académicos y borrar las fronteras tradicionales entre alta y baja cultura, cultura elitista y cultura popular, son algunos objetivos centrales de Aviva-ment para llegar a la conclusión de que pensar puede ser divertido, toda una fiesta. Y todo un estímulo para los pensadores de la calle. La calle como espacio público de creación y recreación es algo para tomar en cuenta en cualquier disciplina humanística, como artista me impulsa a crear y ha sido uno de los espacios más enriquecedores en este quehacer,  algo no muy distinto para la filosofía, todo ello nos incita a pensar ¿cómo lograr empapar a la sociedad de pensamiento filosófico?

La asociación de València Pensa tiene cerca de cuarenta socios pero las personas involucradas directamente con esta primera edición del festival son: Francesc Bononad, Alfonso Moreira, Francisco Benedito, Manu Martín, Anacleto Ferrer, Eve Ferriols, Lourdes Valls, Antonio Oliver y Albert Martínez. Se agradece que todas y todos se comprometieran en lograr que el Festival tuviera ese carácter agradable y abierto. Así pues, las reflexiones que se vivieron durante estos tres días fueron en efecto, todo un festejo, pero no por ello carecieron de rigor, lo cual comprueba que podemos divertirnos haciendo algo que ha sido erróneamente tildado de aburrido. Esta celebración filosófica tejió eventos como conferencias, presentaciones de libros, diálogos, una obra de teatro, una proyección cinematográfica y lo más novedoso, una ruta filosófica a través de la ciudad de Valencia.

Antonio Campillo. El lugar de la filosofía en el siglo XXI

El jueves 1 de junio inició con la presentación del festival en punto de las 19:00 hrs. en el MuVIM (Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad) y con la conferencia El lugar de la filosofía en el siglo XXI impartida por Antonio Campillo. Fue la mejor manera de iniciar este viaje por las ideas, pues en toda actividad es necesario hacer énfasis en la reflexión del lugar que ocupamos en la sociedad, sobre todo en un contexto como el nuestro  donde la lógica neoliberal ha creado un escenario que excluye al conjunto de las humanidades y las ciencias sociales de las principales políticas públicas y educativas.

 

Avive el seso

Más tarde se tuvo la presentación de una micro pieza teatral propia del festival titulada Avive el seso, con Albert Martínez como director y guionista, el actor Pablo Tomás y la actriz Laura Valero, para terminar la velada con el estreno en España de Examined life de Astra Tylor, una proyección cinematográfica en el Aragó Cinema.

 

 

El jardín es un espacio que, a manera de metáfora, nos invita a la reflexión en torno al espacio del ser, ese espacio que debemos explorar y construir para el enriquecimiento de nuestra vida. Cuidar nuestro jardín, explorar y correr entre sus malezas aún en la noche,  jugar en las fuentes, quemarlo, volver a poner las semillas y comenzar de nuevo. Pero no sólo en la vida interior. Esa dicotomía entre el espacio natural y artificial que conforma su constitución se ve reflejado en nuestras ciudades y los significados que cada sociedad en diversos tiempos les ha concedido. La presentación del libro Jardinosofía. Una historia filosófica de los jardines de Santiago Beruete en el Jardín botánico de la Universidad de Valencia nos invita a esta y otras reflexiones.

Después, de nuevo en el MuVIM, José Luis Villacañas impartió la conferencia Populismos del siglo XXI, tema necesario para pensar la política actual y su configuración en las diversas naciones del mundo que caminan sin detenerse pero que parece que van hacia el precipicio. Y precisamente hablando de caminatas, la siguiente conferencia Revelación del lugar, apuntes del caminar de Alberto Ruiz de Samaniego, en la Librería Ramón Lull, invitó a los asistentes a reflexionar sobre el cruce que hay entre la reflexión filosófica y las caminatas o los paseos. Y es que pensadores de todas las épocas han narrado cómo sus pensamientos han florecido acompañados del movimiento físico, principalmente en entornos naturales inspiradores o con personas que les inspiraban. Y para terminar la jornada del viernes también en la librería Ramón Lull se cerró con el diálogo Pensaments despentinants escabellen l´aforisme en valenciano, es decir, pensamientos despeinados desmelenando el aforismo, con Guillem Calaforra y Josep J. Conill, diálogo que, según narraciones de los asistentes duró hasta las 3:00 am, toda una fiesta.

Y para concluir con el festival el sábado 3 de junio se comenzó con la mencionada ruta filosófica A través de València en compañya de Joan Lluís Vives i Francesc J. Hernández, actividad sin duda novedosa y llena de historia, donde el sociólogo Francesc J. Hernández fungió de guía de una ruta imaginada por el filósofo precursor del humanismo Luís Vives en su libro Exercicis de llengua llatina, ruta que recorrimos tal cual trazó Vives en un mapa. Esta experiencia verdaderamente fascinante nos dejó a los espectadores con un aprendizaje profundo sobre algunos aspectos de la vida del filósofo y sobre los puntos de la ciudad que marcaba el mapa, distribuido en siete puntos: La plaza de Nápoles y Sicilia, de dónde partimos, luego el Carrer del mar (calle del mar), la plaza de Margarida Valladaura, el Carrer Ambaixador vich cantó amb Carrer Gascons (Calle embajador Vich esquina con Calle gascones), Carrer Sant Vincent cantó amb carrer manyans (Calle San Vicente esquina con Calle cerrajeros), las escaleras de la Lonja y terminamos en la plaza de la Mare de Déu (Plaza de la Virgen). Esta ciudad milenaria, que data desde la época romana, nos fue mostrando poco a poco sus secretos para dejarnos completamente impresionadas e impresionados.

A través de València en compañya de Joan Lluís Vives i Francesc J. Hernández

Tomando como referencia el texto de Kierkegaard La crisis y la crisis en la vida de una actriz, Laura Llevadot presentó la conferencia La crisi i una crisi en la vida d´una filosofa. Laura nos acerca a reflexionar que “la crisis llega cuando una nueva forma de vida se aproxima” es lo que nos hace estar alertas de tomar la decisión para dar el siguiente paso, es un punto de inflexión, “la vida no es continua, está partida por la crisis” siendo ese momento en que la naturaleza se apaga a algo perjudicial, algo que nos enfrenta con nuestro interior genuino.

Laura Llevadot. La crisi i una crisi en la vida d´una filosofa

Esto nos acerca a la comprensión de nosotras y nosotros mismos, siendo evidentemente un “discurso que al capitalismo neoliberal no le interesa, pues no le interesa formar ciudadanos”. La reflexión de Kierkegaard en torno a la crisis de una actriz famosa, comparando la primera etapa de su carrera con la segunda, es decir cuando es joven y cuando es mayor, dan pie a Laura para reflexionar sobre la crisis de una filósofa, lo cual la lleva a plantear que “cuando las mujeres entran en el mundo de los hombres (es decir, el mundo público dominado por el patriarcado) no es para masculinizarse sino para transformar algo”, de modo que reflexionar sobre la importancia de dejar de “masculinizar las lógicas femeninas” nos llevará a comprender que “el problema se traslada a la historia de la filosofía androcentrada”. Dentro de todo ello es importante “hacer textos que necesitamos para pensarnos” pues “sí, yo estoy en crisis, como creo que todas y todos los estamos”.

 

Alberto Ruiz de Samaniego – Revelación del lugar. Apuntes del caminar

Después y de manera casi simultánea se realizaron, el diálogo ‘cultural-ment’ con los científicos Juan Arnau y Vincent J. Martínez conversando sobre qué hacen los humanistas en un mundo dominado por la técnica, donde los participantes debatieron el papel de las ciencias en la actualidad y resaltaron la importancia de la conversación entre humanidades y ciencias; luego una mesa redonda en la librería Ramón Llul Editar el pensamiento del país Valenciano con varios miembros de editoriales de la provincia de Valencia. Para casi terminar el día y las actividades del festival, el llamado Diálogo intempestivo de Angelo Fasce y David Barberá en La utilidad de lo inútil, donde hablan de eso, de que la filosofía no, no sirve para nada, cosa que no, no es buena, evento que en México seguramente llamaríamos conversatorio por el carácter relajado y cercano de llevarlo a cabo; entre chelas y risas, entre ironía y un poco de crítica ácida al quehacer de la academia, la postura de la sociedad, los muros mentales de los intelectualoides y la necedad por preservar pensamientos que poco nos sirven para dar solución a los problemas actuales como por ejemplo la migración y las muertes en el mar Mediterráneo, o preguntarnos las razones del por qué personas como Trump llegan al poder y qué hacemos ante ello. En suma: se resaltó la necesidad urgente de la filosofía como medio estimulante para la resolución de problemas reales, de nuestro tiempo.

Para terminar, y siendo ya media noche, la micro pieza teatral presentada el primer día se volvió a presentar para el cierre de las actividades, pieza que sin duda removió las emociones hasta del más duro pecho asistente y hubo quien confesó haber soltado una que otra lágrima. Pues sí, la íntima puesta en escena nos acercó a ese juego y baile amoroso que llamamos amor de pareja desde una perspectiva filosófica.

El festival tiene también actividades en extensión, se trata de la Exposició Philographics, de Genís Carreras, en el vestíbulo y sala de la torre de MuVIM del 16 de mayo al 25 de junio. Así como el Concurs d´aforismes #LichtenbergViu2017 del 5 al 26 de mayo, del cual se dio el premio el jueves primero de junio.

Viaje a España para explorar un poco el arte de calle, Valencia me recibió con unas naranjas deliciosas y un viento húmedo tan agradable que sanó mi jardín, y comprendí eso, que los viajes físicos también estimulan los viajes internos y viceversa. El pensamiento de y en la calle me dejó claro que adentrarnos así en el mar del pensamiento puede ser una fiesta, un acto que, a la Dionisio nos acerque a nuestra verdad, esa que se presenta de forma ambigua mientras nos entretenemos viendo pasar la vida, en un continuo fluir de fines y comienzos, esos que no dan tregua. Así nos lo dejó claro este festival filosófico en el Mediterráneo que me llegó como parte de las sincronías que regala la vida, esas que me trajeron hasta acá.

Vila-real, Castellón, España, junio de 2017.

Paola Tásai (@Arofatem) es Música por el Conservatorio de Música de Chihuahua, Poeta autodidacta, Gestora cultural por la Universidad de Guadalajara y directora general de Osadía Producciones.

Origen de las fotografías: https:m.facebook.com/avivamentfest/?fref=ts

Para mayor información: http://avivamentfest.info/

 

 

Meu amigo Nietzsche

Un amigo… Nietzsche.

Un corto cinematográfico brasileño escrito y dirigido por Fáuston da Silva. El Festival Latinoamericano de Video y Artes Audiovisuales Rosario (FLVR) lo reconoció y premió como  la mejor realización audiovisual.

Magnífico trabajo que muestra las condiciones actuales de Brasil y cómo, desde ahí, habló Zaratustra.

Dirigido a todas las edades.

 

 

Filosofía a debate

Boletín del OFM – #2, Enero 2017 Órgano de difusión y defensa de la filosofía

Contenido:

Texto: “El espejismo de la comunicación global” por Fernando del Paso.

Redes sociales: Campaña #LaFilosofíaSirve.

Reseña: Exposición fotográfica “Filósofas, filósofos y pensadores de México” por Iyazú Cosío Ramírez.

Carta a los Constituyentes: “Por la incorporación de la filosofía en la Constitución de la CDMX”.

Declaración OFM: Día mundial de la filosofía 2016.

Declaración AFM / OFM / Posgrado en humanidades UAM-I: Contra la agresión a la Senadora Ana Gabriela Guevara.

ACCEDER AL BOLETÍN

 

Importancia de la filosofía

Con motivo del Día mundial de la filosofía 2016 y ante el embate en contra de la enseñanza de las humanidades y la filosofía a nivel mundial, el Centro de Documentación en Filosofía Latinoamericana e Ibérica (CEFILIBE) de la Universidad Autónoma Metropolitana – Unidad Iztapalapa (UAM-I), presenta esta serie de videos en la que reconocidos (as) profesores (as) -de diferentes instituciones educativas y desde posturas filosóficas diversas- comparten breves reflexiones respondiendo a la pregunta: ¿Cuál es la importancia de la filosofía hoy? La intención es motivar la reflexión sobre este tema y, junto a otras iniciativas del CEFILIBE y la comunidad filosófica mexicana, así como del Observatorio Filosófico de México, la Federación Internacional de Sociedades de Filosofía (FISP) a través de su Comisión de Enseñanza de la Filosofía, fortalecer el vínculo entre la filosofía y la socied

Ir a la serie

DECLARACIÓN DEL OBSERVATORIO FILOSÓFICO DE MÉXICO

DECLARACIÓN DEL OBSERVATORIO FILOSÓFICO DE MÉXICO EN EL DÍA MUNDIAL DE LA FILOSOFÍA

17 de noviembre de 2016

La importancia de una disciplina como la filosofía adquiere dimensión extraordinaria en un mundo dominado por un sistema cuyo leitmotiv es el economicismo y el utilitarismo. En este sistema, la educación privilegia la racionalidad empresarial; el mercado, la competitividad extrema; el individualismo posesivo; la esfera en la que se realizan las negociaciones políticas y una ingeniería social basada en la ganancia y la ventaja. Ninguna capa de la topografía social ha escapado a la influencia del neoliberalismo en la época contemporánea.

El principio de la disponibilidad infinita de recursos para el mercado en beneficio de un grupo dominante en la esfera mundial y nacional, pretende que el planeta debería estar a merced de los negocios. Sus efectos están a la vista: el deterioro del medio ambiente (que solo será un asunto atendible, siempre y cuando no afecte a las industrias que la producen o  a la rentabilidad); la desaparición de culturas autóctonas (que lo merecían por “su atraso”); la eliminación de la educación humanista (porque no contribuye al consumo); la cancelación de muchas oportunidades de vida para las generaciones jóvenes (porque se les declara “incapaces”) y a pesar de todo esto, se sigue sosteniendo que la ganancia es prioritaria para la obtención del éxito. Mientras tanto, la inequidad, la polarización entre riqueza y pobreza, la violencia de género, la xenofobia, el racismo, la emigración forzada y la discriminación de “las minorías” son fenómenos ominosos que se manifiestan en el planeta y para los cuales la estructura socioeconómica neoliberal carece de solución. Por el contrario, se busca exacerbarlas.

Todo esto se ha volcado en contra de las humanidades y en particular en contra de la educación filosófica. Los argumentos aducidos, explícitos o implícitos, son elementales y fácilmente  rebatibles. Se dice que la filosofía no es práctica pero se entiende esta en el sentido estrecho ya que la filosofía es fundamental en la educación de los ciudadanos y en la orientación de las sociedades. Simplemente sin Locke o John Stuart Mill no existiría el liberalismo e inclusive sin Friedrich Von Hayek el neo-liberalismo pero sin la ilustración, los héroes de la independencia latinoamericana, no habrían tenido armas teóricas para sostenerla. En todas las épocas, frente a situaciones de opresión, la filosofía ha abierto a los ciudadanos horizontes de justicia.

La filosofía ha sido animada por un espíritu crítico que se ha traducido en acciones y en formas de argumentación relacionadas con la política, la religión, la moral, la economía, la educación y la pobreza (para mencionar solo algunos rubros vitales). Estilos filosóficos sobre lo justo, lo honesto y las posibilidades del ser humano para construir han sido creados a través de la historia. Se reconoce la evolución y la revolución del mundo provocadas por Sócrates, Nietzsche, los ilustrados franceses, Kant, Hegel, Marx, Russell, Sartre, Marcuse o Chomsky. En nuestro país, Bartolomé de las Casas, Alonso de la Veracruz, Ignacio Ramírez, Gabino Barreda, Justo Sierra, José Vasconcelos en su mejor época o Ezequiel A. Chávez han sido ejemplos, entre muchos otros, de filósofos que han incidido en el rumbo de nuestro destino histórico.

La razón del ataque en contra de la filosofía radica en que no está subordinada al interés del mercado; tampoco está sujeta a las estrategias políticas de dominio, aunque en algún momento hubieran sido utilizadas eliminando su carácter liberador pero también se opone a todo dogmatismo. En el espíritu de su independencia, sin dejar de reflexionar sobre cuestiones técnicas y abstractas, también ha sabido proyectar soluciones a los conflictos de la convivencia humana. Es por ello que es combatido ya que es un tipo de pensamiento absolutamente necesario en los tiempos de crisis por los que atravesamos.

Permítanos insistir: en México y en el mundo la filosofía está siendo acosada por el sistema dominante en razón de su quehacer crítico. Se  intenta suprimirla en las escuelas, en la formación ciudadana, en los medios de comunicación. Pero la  filosofía persiste y persistirá porque es factor de esperanza. En su desenvolvimiento están en germen respuestas a dificultades que tienen al mundo pendiendo de un hilo. Tenemos que defenderla, difundirla sin generar confusiones sobre su auténtico significado; investigarla teniendo presente los problemas que afectan al conjunto  de la sociedad y aplicando sus aportaciones para bien de la justicia, el diálogo y el logro de una sociedad mejor.

OBSERVATORIO FILOSÓFICO DE MÉXICO